domingo, 1 de noviembre de 2009

Con Los Ojos Abiertos...




Estoy tirada en mi cama…

Miro al techo…… en mis ojos aparecen imágenes de la noche

Tu recuerdo se hace presente en mí, te llevo tan dentro…………

Ahora mi pensamiento se evade, huye de mí, lejos, mi piel... noto como se eriza a cada contacto, cada caricia, me lleva al cielo, me transporta a un mundo donde el frío no existe… calor…... noto calor… demasiado para ser ambiental…….

Tu abrazo, tu boca pegada a mi cuello hace que empiece a sentir esa humedad interior que tanto anhelo, tus manos van haciendo desaparecer poco a poco cada botón que mi blusa, traicionera, separa de tus caricias.

Noto como tu lengua baja a la base de mi cuello y desde allí surca un camino tatuándome a fuego la piel…miro tu cabeza como huye hacia abajo siguiendo el camino que tu mano antes ha trazado, noto tu mano en mi espalda, un click otro….. Algo ha desaparecido, mi blusa se ve relegada a un segundo plano, miras mi sujetador en blonda negra que marca mis pezones duros por el deseo, sigues mirando, tu boca recorre el perfil, humedece cada centímetro de encaje que sobresale rodeando mis pechos.

Tu mano suave retira los tirantes, caen, resbalan por mis brazos, otra caricia hace que no quede un resquicio entre la piel de mis pechos y tus manos…. Ummm... aprisionas uno con una mano, te miro a los ojos y me besas….

Tu dulce boca, volvemos a mirarnos y bajas tus ojos al pezón con el que tus dedos juegan, un suave suspiro se escapa de mi boca cuando tus labios pellizcan esa suave piel arrugada por tus caricias, tu boca juega, primero con uno, después esa lengua de fuego que me quema surca el camino certero hacia el otro….

Tus dientes mordisquean ese duro pezón, siento el dolor del mordisco y la excitación de tu lengua……

Tu mano baja por mi vientre, se para en mi ombligo, allí juega con los dedos, noto las cosquillas que ello provoca, mis manos inquietas separan cada botón de tu camisa con urgencia….

Deseo el roce de tu piel en mis manos abarcan tu pecho tenso…. Ummmmmmmmm ¡tu mano ha bajado un poco más!!

Juega con ese botón que sujeta el pantalón a mi cintura, levantas tu cabeza y vuelves a mirarme, me susurras, no puedo quitar el botón, te ayudo lo separo y vuelvo a acariciar tu pecho.

Una mano la llevo hacia uno de tus pezones y allí juego con mis dedos. Mi boca llama a la tuya quiere jugar con tu lengua…..

Ohhh!! Tu mano ha traspasado la tela mágica de mi ropa interior,

Oh! Un gemido se me escapa uno de tus dedos se ha colado en mi interior revoltoso y juguetón hace círculos, sale, entra, sale, entra, sacando de mi ese calor húmedo que te apasiona. Humedad.

Sacas tu mano suavemente, la miras, y te llevas a la boca el dedo que habías introducido en mí.

¡Que bien sabes mujer!

Te pones de rodillas en la cama, me haces elevar mis caderas, para bajar mi pantalón, que desaparece por mis piernas, tus manos trazan otra vez esa caricia viciosa que me eriza la piel.

Desabrochas tus pantalones con prisa, tanta como llevo por sentir el contacto de tu piel…. Me abrazas y con tu abrazo siento la dureza de tu deseo. Ummmmmmmmm te tumbas de costado a mi lado, mirando mi cuerpo con lascivia, deseo. Te deseo me dices entre gemidos succionando el lóbulo de mi oreja, mi piel quiere pegarse a la tuya, urgencia…… tu boca aprisiona la mía, tu lengua salvaje entra en un combate de placer en mis labios que te abren paso a mi lengua sedienta de ti.

Una de tus rodillas se introduce entre mis piernas, con la suavidad de un envite se abre paso, una de tus manos acaricia mis caderas como llave al primer paso de situar tu peso encima mío…….. Tu mano sube agarrándome un pecho por su base.

Tus dientes mordisquean mis labios suavemente…… tu mirada se pierde en el pecho que tu mano aprisiona, otro gemido se escapa de mi boca cuando tu lengua pasa a lamer con avidez mi pezón. Ufffffff veo tu cabeza desaparecer hacia mi ombligo, allí dibujas circulitos con tu lengua humedeciéndolo, bajas más…….

Más

Más.

Más

Mas


Más…….. Mi pubis empieza a formar parte de tu castigo de placer hacia mí, te has hecho un hueco entre mis piernas que separas con tu cuerpo, tus manos separan mis labios tu boca aprisiona mi clítoris succionándolo, dos de tus dedos juegan en mi vagina extrayendo mas fuego de la fuente de mis jugos, los saboreas, te oigo gemir tu lucha en ser el vencedor de tan tremenda batalla…. relames

Tu boca me invade mi más preciada intimidad y allí empiezas a arrancar gemidos de placer, mi sangre se concentra en un solo lugar, donde tus labios posan tu aliento haciéndome estremecer, paras un segundo y me dices.

Tengo sed, dame de beber amor.

Y vuelves a apretar tu cabeza entre mis piernas, Ummmmmmmmm siiii…. Te concentras en un solo punto cogiéndome de las caderas para elevarme hasta tu boca mis manos se enredan en tu pelo juegan con esa suavidad aterciopelada, pegándote más a mi. Grito, estas extrayendo de mi ese sutil jugo que me hace cada vez más tuya. Me elevas a las estrellas…. exploras cada rincón con tu lengua lasciva, bebiendo de mis esencias y encerrándome en tu mente esclava de tus placeres mas tórridos

Tus manos se estiran hacia mis pechos y como cual fiera trepas sobre mi cuerpo, me dices.

Ya se tu sabor, ahora quiero saber como es llenarte de mi.

Te acercas más, me miras y tu boca se pierde con la mía, te noto cerca, siento como tu dureza juguetea con la entrada a la cueva de tu deseo, te separas un poco, me miras, te incorporas, un poco, solo un poco, empujas, te introduces en esa tierna humedad caliente que mi cuerpo emana, me mordisqueo el labio inferior sabiéndote dentro de mi. Gimo te has parado mirando mi cara, sonríes con esa sonrisa pícara que me apasiona y me dices.

-Sabía que eras dulce, pero jamás imaginé que fuera tan suave estar dentro de ti.

Empiezas tu envite tranquilo y candencioso, mis manos se apoderan de tu espalda trazando suaves caricias, una de ellas para en tu nuca para masajearla, echas tu cabeza hacia atrás, gimes, vuelves a pararte, tu boca se aprisiona otra vez de mi pezón, el cual se eriza al notar tu aliento tan cerca, tu lengua traza dibujos húmedos sobre él, tan calientes que me queman, un suave gemido se escapa de mi boca, mis dedos vuelven a enredarse en tu pelo, aceleras tu ritmo haciéndolo también más profundo…. Te noto tan dentro….. sales otro empujón y te introduces hasta el fondo de mi arrancando otro gemido, aprisionas mis manos a ambos lados de mi cabeza y sigues acelerando tu ritmo, ese vaivén que me eleva, enredas tus dedos entre los míos, voy notando cada vez tu pronunciada excitación que crece dentro de mi siento los latidos que la acumulación de tu sangre provoca. Pegas tu boca a la base de mi cuello, escucho tu respiración entrecortada, latente, la mía se acelera con cada penetración que de ti recibo, empiezo a gemir cada vez mas fuerte voy a verter sobre ti el orgasmo que me estas arrancando con cada latido, grito…

Vuelves a incorporarte y a mirar a mis ojos, sonríes viendo mi cara llena de placer, mordisqueo mi labio inferior y te lanzas sobre el para acallar el gemido que de mi sacas, subes, sales, entras….. me apasionas, elevo mis caderas para recibirte mas profundamente, te deseo….

Tu ritmo se acelera más y más cierro los ojos y veo tus labios apoderándose de cada centímetro de mi piel. Noto el largo de tu falo suave cada vez más hinchado, llenándome, colmando mi sed de ti y empiezo a notar el líquido caliente que viertes en mí, tu boca emana gemidos que me invaden los sentidos, gritas ahogando un gemido en mi boca, hazme tuya te susurro en los labios. Mía eres me contestas entre gemidos… siento como vas disminuyendo el ritmo de tus penetraciones parándote y mirándome a los ojos, vuelves a besar mi cuello y me dices con la respiración entrecortada.

Ahora si, ahora eres mía y yo soy tuyo…. Te sigo deseando mucho más….

Un suave ruido me despierta de mi sueño con los ojos abiertos, el teléfono, me acerco, pulso la tecla de aceptar llamada, eres tú,

Buenos días cariño, ¿estas ocupada hoy? Tengo una sorpresa para ti, ¿puedo pasar a buscarte en media hora?

Ahora solo puedo pensar que esas horas de pasión tienen otro capitulo…

Estaré preparada en media hora, si.

2 comentarios:

José Luís Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Luís Hernández dijo...

Y los sueños sueños son... Me ha gustado mucho, muy sensual y escrito con mucha pasión por alguien a quien se le nota que vive por y para el amor.